¿Cuáles son los síntomas de la deshidratación?

Beber la cantidad adecuada de agua es el remedio más simple para combatir la deshidratación

Entre los síntomas o signos de una deshidratación en el organismo -desde los más leves a los más graves- se hallan principalmente:

    • la sensación de sed;

 

    • sequedad de las mucosas (boca seca, etc.);

 

    • disminución del volumen de orina e intensificación progresiva de su color;
    • piel seca y fría;

 

    • posibles marcas al pellizcar la piel (sin llegar a clavar la uña);

 

    • dolor de cabeza (cefalea);

 

    • hormigueo o calambres en músculos/extremidades;

 

    • piel arrugada;

 

    • cansancio tanto físico como mental;

 

    • debilitamiento y somnolencia;

 

    • vértigo, mareos y naúseas;

 

    • aumento de la frecuencia cardiaca y respiratoria;

 

    • ojos hundidos;

 

    • aumento de la temperatura corporal ante la falta de sudoración;

 

    • vista nublada o borrosa;

 

  • además de inconsciencia y posibles delirios;