¿Cuáles son las principales formas de preparación de las plantas medicinales?

Entre los modos más comunes de preparar las plantas medicinales para su aplicación destacan principalmente la infusión o cocción en agua; los jarabes, a base de infusión y la adición de algún jarabe; los comprimidos o pastillas; los macerados, manteniéndolas en agua o alcohol a temperatura ambiente; los elixires, a modo de licor; cocinadas o crudas para ingerir directamente; las cataplasmas o emplastos, en forma de amasijo o ungüento; las cremas o pomadas, convertidas en una pasta; los vapores o humos, quemando o cociéndolas; las tinturas o concentrados; así como los aceites de ellas extraídos; entre otros preparados.

¿Cuáles son las propiedades de las plantas medicinales?