¿Qué es un iconostasio?

El iconostasio es uno de los elementos más característicos que integran las iglesias ortodoxas. Se trata de una pared con una profusa decoración consistente en adornos y relieves tallados y pintados, muy similar a un retablo, donde se encuentran los iconos -imágenes pictóricas de la Virgen María, Santos o Arcángeles-.

Dispuestos de norte a sur y separando el santuario del resto del templo, los iconostasios están franqueados por tres puertas: una central de dos hojas, llamada puerta santa, y por la que sólo pueden pasar los sacerdotes; y dos laterales, la septentrional y la meriodional.