¿Cómo ahorrar electricidad?

La reducción del consumo eléctrico es perfectamente posible si se siguen estos sencillos consejos:

  • Apagar las luces innecesarias.
  • Bajar algunos grados la calefacción o la intensidad del aire acondicionado.
  • Poner a funcionar la lavadora, el lavaplatos, o la secadora sólo cuando estén con la carga completa.
  • Apagar totalmente los aparatos, no dejarlos en suspenso o stand-by con el led o piloto encendido.
  • Aprovechar el calor residual de las placas de vitrocerámica o cocinas eléctricas en lo posible para calentar otras comidas.
  • Utilizar bombillas halógenas o de bajo consumo que, además, iluminan más.