Inicio     Acerca de          Suscripción RSS     
Buscar

¿Qué son los frutos secos?

Ejemplos de frutos secos
Los frutos secos son aquellos que están compuestos por menos del 50 % de contenido en agua. Entre ellos se distinguen los que se hallan provistos de una cáscara dura -como la nuez o la almendra- y los que se elaboran a partir de un procedimiento de desecación -normalmente al sol- de determinadas frutas, como las uvas -que dan lugar a las pasas- o el albaricoque -del que se obtienen los orejones-.

Consumidos mayoritariamente como aperitivo y en/como postre(s), resultan ser alimentos de gran aporte energético (en calorías, hidratos de carbono), ricos en grasas, ácidos grasos -como el omega 3-, vitaminas, así como oligoelementos.

¿Cuáles son los principales frutos secos?

Entre los frutos secos destacan:
  • aquellos provistos de cáscara dura, como la almendra, la nuez, la castaña, la avellana, el pistacho, el anacardo, el cacahuete o maní -considerado así en el saber popular, aunque en realidad se trata de una legumbre-, el piñón, las pipas (o semillas) de girasol, etc.;

  • así como los que ha sido producidos a partir de fruta desecada, como las pasas, el higo pasado o seco, el orejón, la ciruela pasa, el dátil, etc.